Antes de nada, ¿Qué es el síndrome de las piernas cansadas y quién lo sufre?

A menudo tenemos consultas en la farmacia en Baeza sobre piernas cansadas, sobre todo, cuando llega el calor. Este síndrome se caracteriza por la dificultad para la vuelta de la sangre al corazón o retorno venoso. Entre los síntomas más comunes destacan: pesadez y cansancio, hinchazón, dolor, calambres musculares, sensación de adormecimiento de las piernas por la noche, picor y agujetas, así como varices.

Una de las clasificaciones clínicas más completas y utilizadas en la actualidad es la clasificación CEAP:

En España, más del 25% de la población padece de varices. Se debe intentar prevenir los síntomas de las piernas cansadas, ya que al tratarse de una patología vascular pueden desarrollarse hemorragias internas o trombosis.

Cualquier persona es susceptible de padecer esta enfermedad, si bien, existe una serie de factores de riesgo, como: sexo, edad, antecedentes familiares, obesidad, lesiones ortopédicas, factores hormonales (embarazo, menopausia, etc.), estilo de vida (sedentarismo, uso de prendas ajustadas, etc.), ocupación laboral (muchas horas de pie o demasiadas sentado).

En la farmacia Baeza te contamos cómo tratar el síndrome de las piernas cansadas

Se puede abarcar desde medidas higiénico dietéticas, tratamiento farmacológico e, incluso, terapias quirúrgicas en los casos más graves.

La terapia de compresión puede ser, probablemente, el tratamiento más antiguo, efectivo y utilizado para prevenir la aparición de varices. Se trata de un tratamiento fundamental para prevención de las patologías venosas, además de favorecer el retorno venoso.

Las medias de compresión elástica generan una presión ascendente desde la rodilla o cintura hasta el tobillo, siendo el efecto preventivo su principal fin, aunque también puede presentar un efecto terapéutico. Realizan una presión pasiva durante el reposo y una presión activa durante el movimiento o ejercicio.

Otra manera de abordar el síndrome de las piernas cansadas es el tratamiento a base de plantas. En nuestra farmacia puedes encontrar diferentes suplementos alimenticios que alivia la sensación de hinchazón en las piernas, como es Aquilea Piernas Ligeras que actúa a tres niveles: sobre la pesadez, frescura y circulación de las piernas. Entre sus componentes se encuentran rusco que ayuda a revitalizar, refrescar y aportar la sensación de ligereza en las piernas, bioflavonoides como Diosmina, Rutina y Hesperidina, así como castaño de indias que ayuda a reducir la sensación de pesadez en las piernas y a mantener la circulación venosa normal. Por último, está enriquecido con vitamina C, que contribuye a la formación normal del colágeno para el correcto funcionamiento de los vasos sanguíneos.

Desde el punto de vista estético, existen además productos que ayudan a disimular los signos de una mala circulación como son los maquillajes y otros productos cubrientes.

Se puede frenar la aparición de varices y la sensación de piernas cansadas

Son muchos vecinos los que se acercan a nuestra farmacia preguntándonos por este síndrome y por esa razón hemos formulado una serie de consejos básicos para ayudar a prevenir y mejorar la calidad de vida. Si estás leyendo este artículo y te identificas con alguno de los síntomas, coge papel y lápiz y apunta:

  • No permanecer de pie, quieto o sentado largos periodos de tiempo.
  • Elevar las piernas siempre que podamos sobretodo mientras se está durmiendo.
  • Realizar sencillos ejercicios todos los días para estimular la circulación venosa.
  • Beber al menos 2L de agua al día.
  • Evitar ropa ajustada y usar medias de compresión. Se recomienda utilizar zapato cómodo de horma ancha, con un tacón de 3cm.
  • Realizar baños de contraste pero evitar el agua helada.
  • Evitar la exposición excesiva a fuentes de calor como estufas y radiadores, así como evitar la depilación con cera caliente, saunas, el agua demasiado caliente, etc.
  • Aumentar la fibra en la dieta y evitar el consumo de alcohol, refrescos azucarados, alimentos fritos o procesados.
  • Realizar masajes en las piernas en dirección ascendente varias veces al día. Se pueden utilizar cremas o geles fríos.
  • Lavar las medias todos los días con un jabón suave y agua, secándolas al aire. Tener dos pares de medias para alternar su uso y reemplazarlas cada 3 a 6 meses para que mantengan su soporte.

Esperamos que todos estos consejos te ayuden y si tienes alguna duda o comentario, no dudes en pasar por la farmacia a que te lo resolvamos en persona.